María Luisa Bemberg: las ideas hay que vivirlas

A un siglo del nacimiento del nacimiento de Maria Luisa Bemberg (1922–1995), el Museo del Cine de Buenos Aires inauguró el 26 de mayo la muestra Bemberg, las ideas hay que vivirlas, bajo la curaduría de María del Carmen Vieites. La exhibición comprende dos grandes ejes conceptuales, con una colección de retratos de la cineasta a lo largo de su vida, fotografías de rodaje y proyecciones además de afiches de sus películas y del festival “La mujer y el cine”, que promovió junto a otras importantes mujeres del cine nacional. Aspectos de su vida y de su formación ideológica y estética a través de materiales de su militancia feminista en Unión Feminista Argentina (UFA) y la recopilación, elaborada por ella, sobre el tratamiento que la literatura y la pintura dieron al género femenino.

Se podrá apreciar asimismo piezas de vestuario, diseños de Graciela Galán para Camila, Miss Mary, y Yo, la peor de todas, y múltiples piezas escenográficas. De la exhibición el vestuario de Camila y Ladislao, o los elementos escenográficos tan certeros, como la biblioteca o la virgen utilizada en Yo, la peor de todas, impactan por detallada realización.

Dirigió su primer largometraje, Momentos, con 58 años cumplidos y del piadoso “tiene plata, que se de el gusto” con el cual la industria del cine catalogaba sus deseos de filmar y su origen acomodado, consiguió progresivamente instalarse como una de las voces más respetadas del cine argentino. En el imaginario popular, dentro de su filmografía, subyace Camila como la película más reconocida en virtud de su impactante éxito de público y su nominación, la segunda para la Argentina, al Oscar como Mejor Película Argentina.

Entre Momentos y Camila, Bemberg también realizó Señora de nadie, que mostraban la lucha de la mujer por una identidad emancipada por fuera de los principios vectores de la sociedad patriarcal. También tuvo que luchar contra el Ente de Calificación Cinematográfica para superar la censura y contra el silencio que significó su estreno un día antes del inicio de la Guerra de Malvinas, en 1982, en el cine Ambassador. Si Momentos sintetiza la represión sentimental; Señora de Nadie refleja la represión conyugal; Camila hará lo propio con la represión del Estado; Miss Mary con la de la familia; Yo, la peor de todas, con la de la Iglesia y, De eso no se habla, contra la propia represión social hacia lo diferente. Toda la construcción de una poética cinematográfica que la erigió como la gran voz femenina del cine argentino.

INFORMACION IMPORTANTE

Dirección: Agustín R. Caffarena 51, Ciudad de Buenos Aires
Días y horarios: Lunes, miércoles, jueves y viernes de 11 a 19 y sábados y domingos de 11 a 20hs.
Visitas guiadas: Sábados 28 de mayo y 4, 11, 18 y 25 de junio a las 17hs.
Entrada: Público General $50 y extranjeros no residentes $250. Menores de 12 años, jubilados y estudiantes sin cargo.

 

*Fuente: Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken

Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *